Eating Disorders Anorexia Bulimia Compulsive Overeating at Something Fishy Website
Learn About:
Eating Disorders
Anorexia
Bulimia
Overeating
Binge Eating
something-fishy sitemap  


privacy policy
legal stuff
site updates
sitemap
CONTACT

IN ENGLISH :: EN ESPAÑOL

What's the Cause
Love :: Listen :: Communicate
Validate :: Society :: Food & Eating
Relationships :: Abuse
 
Relaciones

Explorando el rol que la relaciones juega en el desarrollo de los Desordenes Alimenticios

Las diferentes relaciones con diferentes personas puedes todas tener un efecto diferente en el inicio de un desorden alimenticio. Es importante apuntar que esta sección es sobre los posibles factores medioambientales del desarrollo de un desorden alimenticio y no sobre culpas. A continuación están algunas sugerencias de este tema organizadas en las siguientes categorías:

PADRES | HERMANOS | AMIGOS | AMOR | TRABAJO


...Con los Padres

  • Los niños buscan la aceptación de sus padres. Ellos a menudo necesitan asegurarse que están actuando bien a los ojos de sus padres. Si hay una falta de alabanzas el niño puede sentirse desaprobado, contribuyendo a una baja autoestima.

  • En algunas familias donde un padre es la fuerza de la disciplina, el padre que tiene este rol puede tender a ver la desobediencia como un desafío directo, y puede perder la paciencia mas rápidamente que otro. Debido a ello, los niños a menudo pueden aprender desde pequeños que nada de lo que hagan esta bien a los ojos de los padres. Esto puede llevar actitudes perfeccionistas e infelicidad con todo lo que hacen.

  • La obsesión con el peso y la imagen corporal de uno o de ambos padres puede llevar a lo mismo al niño. Comedores compulsivos, anorexia o bulimia de uno o ambos de los padres incrementa el riesgo de desarrollar un desorden alimenticio.

  • Si alguno de los padres tiene una actitud negativa de afrontar la vida (un desorden alimenticio, alcoholismo, adicciones a drogas,..) el niño tiene un mayor riesgo de desarrollar un mecanismo negativo de afrontar la vida, incluyendo un desorden alimenticio.

  • Los padres adictos al trabajo y que tienen problemas con las obligaciones de su hijo (pe. citas con profesores, ceremonias de premios, eventos deportivos,..) a menudo les hacen sentir menos importantes y no aprobados. Los niños en esta situación puede que nadie esta allí por ellos y pueden ir hacia otras formas de superar problemas.

  • Si hay abuso (físico, emocional o sexual) por parte de uno o ambos padres el niño aprenderá a culparse a él mismo, pensando que es su culpa, que nunca hace nada bien, y que merece que le odien (baja autoestima). También puede sentirse a disgusto y sucio, puede querer castigar a otros y puede sentir el deseo de ser invisible.

  • El divorcio dentro de la familia, sobretodo durante la adolescencia (cuando buscan la aceptación de los amigos y se enfrentan a los cambios hormonales y corporales) pueden llevar al niño a buscar la aceptación y la atención de uno o ambos padres. Esto puede crear estrés y sentimientos de tristeza y soledad.

  • Una falta de comunicación con los padres, o la falta de validación de los padres, puede llevar a los niños a sentir que sus sentimientos no importan, que lo que hacen y sienten no tienen sentido, y que no son queridos ni aceptados.

  • Niños en ambientes donde se les dice de controlar las emociones (no llorar, no volverme loco, no gritar,..) o que son castigados por expresar emociones (pe. Te daré una razón para llorar) crecerán creyendo que deben esconder sus emociones dentro de si. Esto lleva a buscar otras formas de afrontar la tristeza, angustia, depresión y soledad.

  • Los padres que son perfeccionistas y/o son particularmente duros con ellos mismos, serán un ejemplo para que sus niños hagan lo mismo. Además, si ellos tienen grandes expectativas sobre ellos mismos o sus hijos a fin de conseguir cierto grado de éxito, puede llevar al niño a ser muy duro con el mismo y sentir "no soy nunca lo bastante bueno".

  • Si algún padre sufre de algún trastorno psicológico (diagnosticado o no) como depresión, obsesiva compulsión o ansiedad, estudios recientes indican que sus hijos pueden nacer con una predisposición a estos trastornos. Esta predisposición incrementará las posibilidades de desarrollar una necesidad de superar las características emocionales de la enfermedad más tarde, posiblemente desarrollando un desorden alimenticio. También leer Asociaciones y Adicciones.

  • Una larga y/o grave enfermedad de uno de los padres puede crear un ambiente roto para el niño. En un gran número de casos esto hace aumentar las responsabilidades del niño en la familia. Le puede hacer sentir que pierde el control, deprimido y solo (como si se hubieran olvidado de él o de sus necesidades). Puede tener el deseo inconsciente de querer enfermar para emular a su padre enfermo o para buscar aceptación y atención.

  • El abandono de un padre puede llevar al niño a cuestionarse su identidad, si merece ser querido, si es lo suficientemente bueno y porque su padre le ha abandonado. Puede condicionar a una baja autoestima y autovalia.

  • La muerte de un padre crea un gran trauma en la vida del niño. Le hace sentir enfadado, impotente y deprimido. Puede encontrar un camino de culparse el mismo. Puede sentir una necesidad de encontrar algo en su vida que le haga sentir bajo control. Un niño que pierde un padre tiene más posibilidades de desarrollar depresión, alcoholismo, adicciones a las drogas o algún desorden alimentario.

  • Si uno de los padres se suicida incrementan las posibilidades de desarrollar por parte del niño una fuerte depresión y una necesidad de superarla (alcoholismo, adicciones a drogas, desordenes alimenticios). También hay un alto riesgo para el niño de suicidio.

  • Una pequeña niña, en concreto una hija única o de una familia con solo hijas, puede sentir que su padre quería un niño. Esto puede crear un conflicto emocional para ella cuando alcanza la pubertad, al inicio del desarrollo de su cuerpo. Un desorden alimenticio puede ser una tentativa de rebelión para controlar el crecimiento de sus caderas y pechos.

  • Las niñas suelen tender a querer ser el tipo de mujeres que a sus padres les gustaría o con la cual se casarían. Los padres que hacen comentarios acerca del cuerpo o el peso de otras mujeres, sus esposas o sus hijas pueden hacer sentir a la niña que el tamaño de su cuerpo determina lo mucho o poco que la quiere. Puede crear una obsesión con su peso y una batalla para buscar el amor del padre y su aprobación.

  • Las mujeres tienen un porcentaje mayor que los hombres en relación a los temas de imagen corporal, las madres tienden a influenciar las creencias de sus hijas sobre estar cómodas con sus propios cuerpos. Una niña con una madre que ha desordenado las pautas alimentarias, quien esta continuamente a dieta o esta obsesionada con su apariencia y que esta constantemente encima de su peso y/o del de su hija, tendrá una probabilidad más alta de desarrollar posteriormente un desorden alimenticio.

  • Las niñas pueden estar influenciadas por madres que buscan que sean buenas esposas para el hombre. Ser limpia, no ganar peso, atender a tu aspecto, nunca ser vista sin maquillaje contribuirá a que solo merezcan ser amadas si su apariencia es la mejor. Las madres también pueden dar mucha importancia en cocinar bien para el marido, mientras al mismo tiempo envían mensajes de no ganar peso y/o no comer demasiado. Todo esto puede contribuir a la idea que la comida y/o el peso equivalen a amor.


...Con los Hermanos

  • Un gemelo que siente la necesidad de crear un identidad propia, puede desarrollar un desorden alimenticio como una rebelión para controlar su propio aspecto. Además, si un gemelo tiene un desorden alimenticio aumentan las posibilidades de que el otro lo desarrolle también (basado en genética mutua, ambiente y la influencia que los gemelos tienen en el otro).

  • Los hermanos aprenden uno del otro. Peleas continuadas acerca del peso o de la imagen corporal de un hermano o hermana contribuirán al desarrollo de un desorden alimenticio.

  • Abusos (emocional, físico o sexual) de hermanos pueden a llevar al niño a culparse el mismo, a pensar que todo es culpa suya, que nunca hace las cosas bien, y que merece ser odiado (baja autoestima). Ellos pueden sentirse a disgusto y sucios, pueden querer separarse de los otros y sentir el deseo de ser invisible.

  • Si un niño considera que sus hermanos le echan de lado, o que lo hacen sus padres comparativamente con sus hermanos, le puede hacer sentir menos valido y necesidad de ser aceptado.

  • La larga y/o grave enfermedad de un hermano puede crear un ambiente roto para el niño. En un montón de casos esto puede incrementar el nivel de responsabilidades de el niño. . Le puede hacer sentir que pierde el control, deprimido y solo (como si se hubieran olvidado de él o de sus necesidades). Puede tener el deseo inconsciente de querer enfermar para buscar aceptación y atención de los padres y del resto de los miembros de la familia.

  • La muerte de un hermano crea un grave trauma en la vida de un niño. Le hace sentir enfadado, impotente y deprimido. Puede encontrar la forma de sentirse culpable. Puede sentir la necesidad de encontrar algo en la vida que le dé el sentido de estar bajo control. Puede sentir la perdida de sus padres como padres mientras ellos están intentando superar su propia pérdida. Un niño que pierde un hermano o hermana es más fácil que desarrolle depresión, alcoholismo, adicción a drogas o un desorden alimentario.


...con Amigos

  • Un niño con una inteligencia sobre la media, que expresa una muy fuerte individualidad o que tiene un único talento puede sentirse no aceptado por sus compañeros. Puede tener una mayor necesidad o deseo de aceptación. Esto puede verse aumentado con las presiones que tenga el niño de éxito.

  • Un niño con problemas de peso al que se le esta continuamente encima puede desarrollar una falta de autovalia y un gran deseo de amor y aceptación. Esto puede desembocar en una depresión y/u obsesión con el peso y la imagen corporal.

  • Un niño al que se le esta encima por alguna cosa (pe. alguna cicatriz en el rostro) puede desarrollar una falta de autovalia y el deseo de ser querido y aceptado. Esto puede desembocar en depresión y/o la búsqueda de la aceptación intentando controlar el peso.

  • Niños tímidos o con problemas para hacer amigos pueden tener sentimiento de soledad. Ellos pueden querer ser aceptados por sus compañeros y sufren depresión . Ellos pueden buscar formas de rellenar un vacío en su interior a través de comida. Ellos pueden buscar formas de conseguir ser aceptados a través de la pérdida de peso.

  • Hay presiones adicionales en la pubertad y la adolescencia. Así, algunas niñas, pueden desarrollarse antes que otras y pueden sentirse ridículas debido a ello, haciéndoles odiarse y querer esconder el desarrollo de sus cuerpos. La hostigación de los chicos a esta edad puede hacerlas sentir incomodas y avergonzadas.

  • Los niños que participan en actividades deportivas y atléticas (como danza o cheerleading) pueden sentir la presión adicional de sus entrenadores y compañeros de obtener un tipo concreto de cuerpo. Esto es común en ballet, gimnasia, patinaje, natación y cheerleaders. Es habitual encontrar compañeros que comparten dietas insanas y actitudes de desordenes alimenticios.

  • Los grupos de niños que parece que empiezan una dieta juntos también tienen un riesgo. A menudo comparten consejos de purgas y maneras de restricción, comparándose unos con otros lo poco que han comido. Debido a la búsqueda de aceptación de los otros y debido a la naturaleza insana de las dietas que empiezan, esto obviamente puede conducir a un desorden alimenticio.


...Relaciones Amorosas

  • Durante la adolescencia es común que los niños buscan la aceptación de los otros. Ellos están intentando sentirse cómodos con sus cuerpos y los cambios que atraviesan. En la época de las citas es habitual que los jóvenes quieran gustar al otro en su aspecto. Es habitual oír chicas hablando sobre perder peso y seguir delgadas.

  • La hostigación entre chicas y chicos/ mujeres y hombres acerca del peso puede llevar a una baja autoestima y a una obsesión con la imagen corporal y el peso.

  • Un novio puede hacer sentir al otro inadecuado, feo o loco. Esto puede llevar a la depresión. Esto se puede fácilmente convertir en una obsesión con el cuerpo y la imagen corporal.

  • El abuso emocional y físico dentro de una relación puede hacer sentir a la víctima pequeña y culpable. Puede llevar a la víctima a buscar desesperadamente aceptación y la aprobación de su abusador. Ellos a menudo se culpan ellos mismos.

  • El divorcio en un matrimonio deja otra vez a sus participantes en una escena de citas. No solo puede el divorcio por el mismo dejar a una persona sintiéndose que no la quieren y no la aceptan, sino puede crear una obsesión por la imagen corporal y el peso ante la perspectiva de encontrar una nueva pareja. La gente que se divorcia puede también sentirse solo y como si hubiese una voz en su interior que les lleva a comer en exceso.

  • Una mujer que haya sido violada puede sentirse culpable. Ella puede verse como estúpida y débil. Puede sentirse usada, sucia y avergonzada. Esto puede llevar a la depresión, ansiedad, y problemas de autovalia, que pueden desembocar en un desorden alimenticio.

  • El alcoholismo dentro de una relación puede llevar a sentimientos de impotencia e infelicidad. Puede llevar a pensamientos como "porque no le hago feliz" y " porque no puedo ayudarle a parar". Hay un sentimiento de pérdida de control.

  • Después de un alumbramiento una mujer puede sentir una pérdida pro el peso que ha ganado durante el embarazo. Su marido o novio puede continuamente mencionarle su peso. Además de las presiones para ser una madre exitosa. Puede sentir que su vida se le va de las manos y hay un incremento de la atención en el bebe, como si ella no importara.


...En el Trabajo

  • Aumentos de la presión en el trabajo para tener éxito y ser una "mujer profesional" ideal pueden hacer sentir a la mujer presiones para perder peso o ponerse en forma.

  • Las presiones impuestas por la sociedad para ser el ideal de profesional pueden llevar a problemas de imagen corporal y pérdida de peso. Puede haber discriminación por talla en el trabajo siendo solo posible la promoción si se pierde peso. Esto puede llevar a problemas de imagen corporal.

  • Comentarios, chismes y susurros acerca del peso de una persona puede hacerle sentir sin valor y buscar la aceptación. Esto puede hacer que la persona se sienta deprimida y sola, y lleva a problemas de imagen corporal y peso.

  • Jefes diciendo a los empleados de controlar su peso o perder peso a fin de mantener su trabajo o conseguir un ascenso, puede llevar a sentimientos de ser inadecuado e impotente (esto también es discriminación por talla).

  • Persecución sexual en el trabajo puede llevar a la víctima a sentirse sin valor, confundida, con sentimientos de ser inadecuado e impotente. Las víctimas tienden a culpabilizarse.

[muchas gracias a Laura por la traducción]


back to top Back Home
Copyright ©1998-2014 The Something Fishy Website on Eating Disorders: All rights reserved.
Terms & Conditions, Privacy Policy